NUEVA CRIATURA

Si desea una copia electrónica, descarge el archivo en formato PDF que se encuentra abajo
 

Producid, pues, fruto digno de arrepentimiento y no comencéis a decir dentro de vosotros mismos: "A Abraham tenemos por padre." Porque os digo que aun de estas piedras Dios puede levantar hijos a Abraham. También el hacha ya está puesta a la raíz de los árboles. Por lo tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego” (Lucas 3:8-9).

 

Juan el Bautista dijo a los fariseos y saduceos que produjeran frutos de arrepentimiento, toda vez que tenían la idea que por ser descendientes de Abrahán, con eso tenían las promesas aseguradas. Por esta razón, Juan, en una forma irónica les dijo que Dios podría levantar hijos a Abrahán aún de las piedras.

 

Pero más que ironía, Dios realmente levantaría hijos a Abrahán de entre todas las gentes, quienes sin ser descendientes de él, serían herederos de las promesas: “No hay Judío, ni Griego; no hay siervo, ni libre; no hay varón, ni hembra: porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente la simiente de Abraham sois, y conforme á la promesa los herederos” (Gálatas 3:28-29 RV1909).

 

Los fariseos y los saduceos ciertamente eran descendientes consanguíneos de Abrahán, y por esta razón creían que era suficiente tal condición, pero Juan les dijo que cual árbol que es cortado y echado al fuego, así ocurriría con los que no dan frutos dignos de arrepentimiento.

 

De tal forma, estimado lector, que usted y yo, sin ser descendientes consanguíneos de Abrahán, también somos herederos de la promesa, siempre que demos frutos dignos de arrepentimiento, dando lugar a una conversión de vida como creyentes fieles de Jesucristo: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2ª a los Corintios 5:17).

 

No importa el género, la raza, la condición económica, la pasada manera de vivir, ni cualquier otra cosa, lo importante para ser nueva criatura es estar en Cristo. ¿Ya es usted una nueva criatura?

 
Ċ
Oscar Mata,
3 dic. 2009 16:45
Comments