FELIZ NAVIDAD

Si desea una copia electrónica, descarge el archivo en formato PDF que se encuentra abajo
 

A raíz del nacimiento de Jesús, muchos tomaron ese acontecimiento para sus propios fines y surge una festividad que año con año se repite: La Navidad. Deseos de paz, de felicidad, de compartir, comidas, todo tipo de bebidas, adornos, regalos, etc. acompañan a esta fiesta.

 

¿Debemos los cristianos participar de estas fiestas? ¿Debemos permitir a nuestros hijos que disfruten la alegría de la navidad?

 

¿Nació Cristo el 25 de diciembre?

 

Cristo nació en los días del empadronamiento decretado por Augusto César. Si Jesús nació en diciembre, quiere decir que el empadronamiento fue en diciembre (Lucas 2:1-7). En Belén, en los meses de diciembre y enero, se registraban las temperaturas más bajas (bajo cero) y era una época muy lluviosa. ¿Será que Augusto César ordenó que las personas subieran a empadronarse con esas temperaturas tan bajas y con lluvias tan copiosas?

 

El día del nacimiento de Jesús se registró este acontecimiento: “Y había pastores en la misma tierra, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su ganado” (Lucas 2:8). Considerando las temperaturas y las lluvias, ¿será que los pastores estaban en el campo al descubierto? De ninguna manera. Los pastores en esa región de Palestina pastoreaban sus rebaños en el campo, hasta antes del inicio del invierno. Los rebaños nunca eran dejados afuera para apacentar en los pastos durante los meses del invierno por el clima frío que imperaba. Jesús no nació en diciembre.

 

¿Por qué no registra la Escritura la fecha exacta del nacimiento de Cristo? Porque nunca ha sido costumbre judía celebrar cumpleaños y por lo tanto, es una fecha como cualquier otra.

 

¿De dónde surgió la idea del nacimiento en diciembre?

 

Según la Enciclopedia Católica, la Navidad no está incluida en la lista de festividades cristianas de Ireneo ni en la lista de Tertuliano acerca del mismo tema, las cuales son las listas más antiguas que se conocen. La evidencia más temprana de la preocupación por la fecha de la Navidad se encuentra en Alejandría, cerca del año 200 de nuestra era... Desde 221, en la obra Chronographiai, Sexto Julio Africano popularizó el 25 de diciembre como la fecha del nacimiento de Jesús. Para la época del Concilio de Nicea I en 325, la Iglesia Alejandrina ya había fijado el Díes nativitatis et epifaníae. El papa Julio I pidió en 350 que el nacimiento de Cristo fuera celebrado el 25 de diciembre, lo cual fue decretado por el papa Liberio en 354. La primera mención de un banquete de Navidad en tal fecha en Constantinopla, data de 379, bajo Gregorio Nacianceno... El banquete de diciembre alcanzó Egipto en el siglo V… Los orígenes de ésta celebración, el 25 de diciembre, se ubican en las costumbres de los pueblos de la antigüedad que celebraban durante el solsticio del invierno (desde el 21 de diciembre), alguna fiesta relacionada al dios o los dioses del sol, como Apolo y Helios (en Grecia y Roma), Mitra (en Persia), Huitzilopochtli (en Tenochtitlan), entre otros. Algunas culturas creían que el dios del sol nació el 21 de diciembre, el día más corto del año, y que los días se hacían más largos a medida que el dios se hacía más viejo. En otras culturas se creía que el dios del sol murió ese día, sólo para volver a otro ciclo.[1]

 

San Jerónimo (340 – 420) queriendo explicar que el nacimiento de Cristo debe ser celebrado el 25 de diciembre escribió: “…y desde aquel día, en cambio, disminuye el error y entra la verdad: Hoy nace nuestro sol de justicia.[2] Se evidencia que con Cristo se quiso sustituir al sol en la celebración, pero que realmente se trató de la continuación de una festividad pagana.

 

¿Debemos los cristianos apegarnos a semejante fiesta pagana? Definitivamente no. No tiene ninguna relación con el nacimiento de Cristo, sino que sólo fue una adopción dolosa de una fecha para continuar con tradiciones ajenas a Jesucristo.

 

Árboles y adornos navideños, nacimientos, comida en honor a la época, Santa Claus, regalos, convivios, entre otras cosas, rodean a esta festividad en la actualidad. En nuestros días, Santa Claus es más famoso que Jesús. ¿Qué relación tiene el árbol con el nacimiento de Jesús? Ninguna.

 

Es un hecho que la Iglesia primitiva no celebró la Navidad, porque no hay ningún registro bíblico, ni siquiera de la fecha exacta del nacimiento del Señor.

 

Querido lector, si usted es de los que no juzgan en el origen sino en lo que significa, no olvide que Dios nos ha llamado a ser santos, apartados, no seguidores de las tradiciones del mundo.

 

No celebremos la Navidad. Enseñemos a nuestros hijos que Jesús no nació en diciembre y que la Navidad no fue instituida por Dios sino por los hombres.



[1] Wikipedia, La Enciclopedia Libre, artículo “Navidad”

[2] San Jerónimo, citado por Jesús Castellano en “El Año Litúrgico Memorial de Cristo y Mistagogía de la Iglesia”, Biblioteca Litúrgica, Capítulo 2, página 84

 

Ċ
Oscar Mata,
17 jun. 2010 6:47
Comments