Ciencia en la Biblia

 
 
Si desea una copia electrónica, descarge el archivo en formato PDF que se encuentra abajo
 

     En la actualidad, los conocedores consideran a la ciencia como un infalible e inequívoco proveedor de la verdad acerca del universo. Desgraciadamente, tal fe en la ciencia se desploma cuando nosotros examinamos la historia de los descubrimientos científicos. Una exploración del pasado revela que las ideas de los seres humanos acerca del mundo están en un estado de constante cambio y siempre han sido parcialmente inexactas e imperfectas. Por el contrario, la Biblia contiene información que hoy es considerada como “descubrimientos científicos”, pero aparecen escritos mucho tiempo antes de que fueran llamados “descubrimientos” en el mundo moderno.

 

     Veremos ahora algunos “descubrimientos científicos” que se encuentran en la Biblia.

 

VITAMINA K

 

     En Génesis está escrito: “Y de edad de ocho días será circuncidado todo varón entre vosotros por vuestras generaciones: el nacido en casa, y el comprado á dinero de cualquier extranjero, que no fuere de tu simiente.” (Génesis 17:12) ¿Por qué el octavo día? En 1935 el catedrático Henrik Dam propuso el nombre “Vitamina K” para el factor en los alimentos que ayudaba a prevenir las hemorragias. Si la Vitamina K no está en niveles adecuados, puede ocurrir una hemorragia. Sin embargo, es solamente del quinto al séptimo día de la vida del recién nacido que la Vitamina K comienza a ser producida por bacterias en el tracto intestinal. El único día en toda la vida del recién nacido en que el elemento coagulante está por encima del 100% es el octavo. Por tanto, el mejor día para la circuncisión es el octavo día. Lo que leímos antes del libro de Génesis, ocurrió aproximadamente en el año 1877 adC. Pero ¿cómo se supo esto en los días de Abrahán?

 

VIDA EN LA SANGRE

 

     Moisés, por mandato de Dios, dijo a los israelitas: “la vida de la carne en la sangre está” (Levítico 17:11). Moisés estuvo en lo correcto. En los seres humanos (y en muchos animales), la vida es posible debido al hecho de que los glóbulos rojos transportan oxígeno (gracias a la hemoglobina encontrada en aquellas células). De hecho, en los glóbulos rojos de los seres humanos, hay aproximadamente 270,000,000 de moléculas de hemoglobina por célula. Si hubiera algo menos, una persona no tendría suficiente oxígeno residual para sostener la vida. Hoy en día sabemos que literalmente la sangre es la “vida de la carne”. ¿Cómo pudo Moisés haber sabido tal cosa aproximadamente el año 1450 adC?

 

LAS FUERZAS GRAVITACIONALES

 

     La tierra se sostiene por fuerzas invisibles en el espacio y orbita al sol debido a las fuerzas gravitatorias. Nicolás Copérnico fue el primero en proponer la idea de que la tierra y los planetas giran alrededor del sol a través de la Teoría Heliocéntrica del Sistema Solar. El estudio de las fuerzas orbitales avanzó en el siglo XVII cuando Johannes Kepler formuló las leyes del movimiento planetario. Previo al “descubrimiento” de la fuerza orbital, las culturas paganas como la griega, creían que Atlas, un dios mítico, sostenía la tierra en sus hombros. En la India creían que una tierra plana descansaba en las espaldas de elefantes gigantes. Aproximadamente en el año 1450 adC, en la Biblia se escribió: “El despliega el norte sobre el vacío y suspende la tierra sobre la nada.” (Job 26:7) ¿De dónde obtuvo esta información el escritor del libro de Job?

 

EL PESO DEL AIRE

 

     El aire, aunque sumamente liviano, tiene masa y peso, descubierto a finales del siglo XVI. En Job también se escribió: “Porque él mira hasta los fines de la tierra, Y ve debajo de todo el cielo. Al dar peso al viento, Y poner las aguas por medida”. (Job 28:24-25)

 

LA REDONDEZ DE LA TIERRA

 

     El hombre descubrió por primera vez que la tierra es redonda durante el siglo XV y antes casi todos creían que la tierra era plana. Esta observación falsa de la tierra incluso llevaba a los hombres a creer que si ellos hubiesen navegado bastante lejos, podrían caerse de la cara del planeta. Fue hasta en agosto de 1966, cuando el satélite espacial estadounidense “Lunar Orbiter” tomó la primera fotografía de la tierra, y se tuvo una evidencia inequívoca para mostrar al mundo que la tierra es redonda. Sin embargo, aproximadamente en el año 700 adC, en la Palabra fue escrito: “El está asentado sobre el globo de la tierra...” (Isaías 40:22). La palabra hebrea que Isaías utilizó para “círculo” es la palabra “jug”, que indica una esfera que es redonda. La gente del tiempo de Isaías (y por muchas generaciones a partir de entonces) enseñó que la tierra era plana. ¿Cómo supo Isaías que la Tierra era redonda, en vez de plana como la opinión popular sugería? ¿Fue su cálculo exacto simplemente una conjetura afortunada?

 

CLASES DE CARNES

 

     Pablo también escribió a los corintios: “Toda carne no es la misma carne; mas una carne ciertamente es la de los hombres, y otra carne la de los animales, y otra la de los peces, y otra la de las aves.” (1ª los Corintios 15:39) Hoy en día, esto es un conocimiento científico reconocido, ya que las cuatro carnes son ciertamente diferentes en su composición bioquímica. ¿Cómo pudo Pablo, un predicador ambulante, haber sabido esto?

 

CONCLUSIÓN

 

     Algunos consideran que la Biblia fue escrita por pastores ignorantes y que está plagada de fábulas que se han transmitido de generación en generación, por lo queThey contend the Bible has little credibility. sostienen que la Biblia no tiene credibilidad. Por otro lado estamos los que creemos que la Biblia es la Palabra exacta de Dios. They believe the Bible also has instructions from the Creator advising his human creatures how to live their lives for maximum happiness and contentmentTambién están los eclécticos que consideran que algunas cosas de la Biblia son ciertas, pero otras son inciertas o improbables. ¿En cuál de los sitios está usted?

 

     La Biblia no es un tratado de ciencia, sino la manifestación de Dios para mostrarse a los seres humanos. No obstante, al sumergirnos en las profundidades bíblicas, nosotros podemos encontrar que la Palabra de Dios contiene información suficiente para hablar por sí misma acerca de su autenticidad. Pero no es necesario ir a lo profundo y a lo misterioso de la Biblia para comprender que Dios ama a los seres humanos y que nos ha dado la oportunidad de estar en armonía con Él, a través de su Hijo Jesucristo.

 

     ¿Hacia dónde va su pensamiento? Si va hacia desechar la Biblia como Palabra de Dios, entonces se encontrará que no podrá desviar la vista de las verdades que contiene. Si su mirada se dirige hacia el centro, definiendo qué es verdad y qué es mentira en su contenido, sufrirá el desgaste de preferir quedarse sin nada porque nunca la Biblia ha podido ser estudiada en su totalidad. Yo le invito que estudie la Biblia despojado de prejuicios y verá sus riquezas.

 

 
Ċ
Oscar Mata,
11 dic. 2008 13:38
Comments